Tipos de actividad comercial

La actividad comercial constituye un indicador del grado de desarrollo nacional. De hecho los países desarrollados acaparan el mayor porcentaje del comercio mundial, quedando a gran distancia de ellos los subdesarrollados y aún más los de economía planificada. En el estudio del comercio de mercancías hay que tener en cuenta los niveles de consumo, el cual está directamente relacionado con la renta per cápita. Un hecho interesante es el aumento gradual de la mano de obra dedicada a la actividad comercial, que en ciertos países supera el 30 % de la actividad laboral.


A)  Comercio interior o nacional.

La importancia del comercio nacional se deriva del porcentaje adquirido en el flujo de mercancías, de información, de personas para adquirir bienes y servicios, etc., superior al volumen de los mismos en el comercio internacional.

a)  El comercio en las economías liberales está regido por el sistema de libre competencia que determina el juego existente entre la oferta y la demanda. Dentro de estas economías hay que establecer una diferenciación entre los países desarrollados y los subdesarrollados, donde en los primeros el crecimiento del comercio está en relación con la economía de mercado, en donde la oferta y la demanda son la base del comercio, quedando determinadas por la elevada producción y por el consumo masivo, mientras que en los segundos de economía capitalista se superponen los sistemas económicos, conviviendo los propios de los países desarrollados con auténticas formas arcaicas.

b)  En los países socialistas de economía planificada el comercio ha tenido un papel menos dinámico y unas características diferentes a los de economía liberal, por la intervención del Estado en el libre juego de la oferta y demanda, en el comercio interior como en el exterior.

B) Comercio exterior o internacional.

El actual comercio internacional se basa esencialmente en el intercambio de bienes, siendo a esta escala poco significativo el intercambio de servicios, que queda preferentemente vinculado a una escala nacional. El comercio exterior constituye un elemento vital en la balanza comercial a través de sus corrientes de importaciones y exportaciones.

Las características más importantes del comercio exterior vienen determinadas por :

- Su carácter mundial, estableciendo intercambio de todo tipo de productos, sin que afecte ni el volumen ni el precio.

- El progresivo incremento en el volumen y en el valor de las mercancías derivado del crecimiento económico y demográfico.

- Exigencia de una compleja organización bancaria y financiera que agilice el comercio.

- Progresiva diversificación de los productos.

- La eficacia de los medios de transporte es básica.

- Desarrollo de los mecanismos comerciales, con establecimiento de normas políticas para el mantenimiento de las economías nacionales.

- Concentración del comercio en pocas manos. Las multinacionales.

Este comercio puede verse influenciado por factores no económicos como por ejemplo, las influencias políticas y militares.

Pueden considerarse unas rutas prioritarias en el tráfico de algunas mercancías. A grandes rasgos diríamos que :

- Procedente de países subdesarrollados se observan fuertes corrientes  de productos energéticos y de materias primas hacia los focos mundiales de desarrollo industrial y tecnológico. Las materias primas de mayor tráfico son : minerales (bauxita, cobre ,cromo, estaño, manganeso, níquel y tungsteno), vegetales (algodón, tabaco, caucho y maderas) y alimentación (café, té, cacao, cereales).

- Procedentes de los países desarrollados se comercializan productos industriales elaborados o semielaborados (maquinaria y manufacturas) , alimentos previamente elaborados y servicios (tecnología, cultura, ocio) hacia los demás países del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada